2 de agosto de 2012

Rainbow Cake

Como prometí en el post anterior, les voy a mostrar el paso a paso de la rainbow cake, que además de linda es riquísima!

Primero tienen que preparar un bizcochuelo como ustedes quieran (puede ser casero o de caja y de lo que más les guste mientras que sea clarito: vainilla, coco o limón, por ejemplo). Lo que sí deben tener en cuenta es que los ingredientes que usen (leche, huevos, etc) no tienen que estar fríos, así que sáquenlos de la heladera un rato antes.
Después tienen que separar la preparación en seis partes. Lo ideal es que lo hagan con una balanza porque así quedan todas las capas del mismo tamaño. Como yo no tengo, lo hice a ojo (una cucharada para un lado, otra para el otro y a armarse de paciencia hasta que se termine la preparación).
Ahora es cuando empieza la parte divertida: tienen que colorear cada bowl con un colorante diferente; yo usé violeta, celeste, verde, amarillo, naranja y rojo.
Después hay que enmantecar y enharinar un molde común de torta. Lo más conveniente es que usen uno desmontable porque como las capas son tan finitas, si usan uno común se van a volver locos desmoldando y puede romperse.

Vuelcan la preparación de uno de los colores en el molde y al horno durante 15 minutos (para saber si está listo le clavan un palito y si sale seco lo sacan del horno). Desmoldan el bizcochuelo y vuelven a enmantecar y enharinar el molde, ponen otro color en el horno y así sucesivamente con las seis capas. Si tienen varios moldes y un horno grande pueden hacer varias capas al mismo tiempo, pero tengan en cuenta que sean todos exactamente del mismo tamaño y que el horno caliente bien parejo porque si no les van a quedar todos de diferentes tamaños aunque hayan separado la preparación correctamente.

Para unir todas las capas yo usé ganache de chocolate blanco y quedó bárbaro. Para hacerlo tienen que comprar chocolate blanco (como el que viene para hacer submarino, pero blanco) y picarlo o cortarlo en pedacitos bien chiquititos. En una cacerola ponen crema de leche y antes de que hierva lo sacan del fuego y le echan el chocolate blanco mezclando hasta que se derrita. Yo usé 400 gr de chocolate y 400 cm3 de crema y me sobró bastante, creo que con 300 de cada uno van a estar bien. Lo guardan en la heladera un rato para que no esté tan líquido y cuando tenga una consistencia cremosa lo untan entre capa y capa de la torta. Si se pasan de frío y les queda muy duro lo ponen un ratito al fuego otra vez y ya está.
Les debería quedar algo así:
Para la cobertura pueden usar lo que quieran. Queda más lindo si es blanco sólido, así que tengan cuidado con el chocolate blanco porque queda bastante transparente y les va a arruinar la sorpresa. Yo usé glacé real y quedó buenísimo. Para hacerlo tienen que batir una clara de huevo (hasta que tenga un poco de burbujitas nomás) y le van agregando azúcar impalpable hasta lograr la consistencia deseada (más o menos son 250 gr). Si les queda muy líquido le agregan un poco más de azúcar y si les queda demasiado duro le agregan unas gotitas de limón y listo.

A mí me quedó así:
Pero lo mejor viene cuando la cortan ¡Miren qué linda!
¿Les gustó? ¡Espero que la hagan! ¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. Puking rainbows!!! my god!!! que linda que queda!!! lo tengo que probar para mis 15 (26 jajajja shhh)

    ResponderEliminar
  2. Puking rainbows!!! my god!!! que linda que queda!!! lo tengo que probar para mis 15 (26 jajajja shhh)

    ResponderEliminar

Dejame tu comentario aquí ^-^